Orkut facebook Youtube messenger Skype Mi estado
NOVIEMBRE 2019
LMXJVSD
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930

anterior siguiente

Artículo

Articulos

No se han encontrado artículos para la fecha seleccionada

Artículos

RSS Feed RSS enviar Enviar Comentar Comentar Imprimir Imprimir enviar Estadisticas Valoración

Eric Boo, estrella del humor sin palabras

Genís Matabosch



El catalán Eric Boo no proviene del mundo del circo  ―lugar natural para la formación de un payaso ― ni de ninguna escuela de clowns, sino que llevó a cabo su instrucción básica gracias al mimo y a la calle. Boo, en efecto, forma parte de una nueva generación de cómicos, aparecida a mediados de los ochenta, caracterizada por usar el lenguaje del mimo y por haber estado trabajando durante años en calles y plazas, lo que le confiere una gran frescura y espontaneidad. Éste también es el caso de los estadounidenses David Shiner y Peter Shub, del peruano Cesar Aedos y de otros muchos que han ido apareciendo en la escena profesional desde entonces.

Enrique Boo (éste es su verdadero nombre) nació en Torelló (Barcelona) en 1955. De 1973 a 1976 realizó en Tarragona sus estudios de Ingeniero Técnico Eléctrico (especialidad electrónica) y de 1978 a 1983 cursó pintura en la Facultad de Bellas Artes de Barcelona. Al finalizar esta etapa académica, Boo entró en contacto con el mundo del mimo, de la mano de Christian Athanasius. Para nuestro cómico, fue toda una revelación el descubrir un arte para el que parecía poseer una predisposición innata. Más tarde, en Barcelona, asistió a otro curso de mimo con Joan Fanecas, curso al que siguieron varios talleres de danza y expresión corporal. En 1983, Boo empezó a trabajar en la calle, usando el lenguaje del mimo como herramienta artística. En poco tiempo, no sólo dotó a su personaje de solidez y originalidad, sino que también creó gran variedad de números. Durante cinco años estuvo actuando en las calles de numerosas ciudades europeas, desarrollando así una gran facilidad para la improvisación, la comunicación y el juego con el público. En este periodo aprendió enormemente de otros cómicos, en especial de Johnny Melville, al que vio actuar en Barcelona. En los veranos de 1984 y 1985 compartió las calles de Zurich con Peter Shub, iniciándose así una amistad salpicada de competición, tanto por la cercanía de sus personajes como por el parecido de algunos de sus gags.

En 1986, Enrique Boo hizo un curso de Commedia dell’Arte en Estocolmo (Suecia), ciudad en la que residió tres años. En 1987, a pesar de exceder la edad permitida, participó en la décima edición del Festival Mondial du Cirque de Demain de París. Aquella invitación significó el inicio de su carrera profesional, ya que gracias a ella fue contratado por el Cirque Medrano de Raoul Gibault en Francia (temporada 1987-1988). En aquel entonces, el Cirque Medrano, que aún no poseía carpa, constaba sólo de un escenario en el que se colocaba un decorado y una pista, con los que intentaba remedar la imagen de un circo. Poco después, Boo fue contratado, durante un periodo de dieciocho meses (entre 1989 y 1990), para actuar en las salas de fiesta Scala de Barcelona, Madrid y Canarias. De 1991 a 1994 actuó en la revista Formidable del mítico Moulin Rouge de París, el cabaré creado por otro catalán, el tarraconense Josep Oller. Si sumamos los tres periodos en los que Enrique Boo ha estado ligado al Moulin Rouge (1991-1994, 1998-2001 y 2005-07), el espacio de tiempo total comprende una extensa experiencia de más de diez años en un escenario muy especial, que ha supuesto para nuestro artista el reconocimiento internacional por su carrera.

En 1994, nuestro cómico participó en el “II Gran Premio Internazionale del Circo” celebrado en Génova (Italia), donde recibió una Pista de Plata. En 1995-1996 realizó una temporada por Austria y Suiza con el “Osterreichischer National-Circus Louis Knie”, en el que tuvo gran éxito de público y crítica. En 1996-1997 actuó en el restaurante-espectáculo Son Amar de Mallorca, donde pasó cinco temporadas (alternadas con las del Moulin Rouge) y al que regresó de 2002 a 2004. En 1997 trabajó en el Benidorm Palace de Vicent Climent.

Enrique Boo también ha actuado en temporadas breves para diversos espectáculos tipo variété: "Sarrasani" en Austria; "Cirque de Lune" y "Varieté de Bale" en Suiza y en Alemania: "Spiegelzelt" de Roncalli, "Apollo" en Dusseldorf y “Friedrichsbau" en Stutgart.

Eric Boo es un payaso algo atípico: aunque ha trabajado en varios circos, ha desarrollado principalmente su carrera en revistas, varietés y music-halls. Además, de los veintidós años que lleva actuando como profesional, ha pasado quince en dos únicas salas: Moulin Rouge y Son Amar. Ello le ha acarreado un relativo aislamiento y lo ha alejado de los focos de la actualidad. Pero la posibilidad de estar varios años en un mismo sitio le ha resultado beneficiosa para poder compaginar su trabajo de clown con su actividad como pintor (y, en los últimos años, como diseñador de páginas web). Esta doble faceta responde, en cierta manera, a una necesidad interior del artista: por un lado, como clown, precisa de una actividad extrovertida, en contacto con el público y en un juego constante con la realidad del mundo; por otro, la suya es una actividad introvertida, realizada en soledad y que da pie a la creación de otras realidades, a través de la pintura o el mundo virtual de Internet.

En sus espectáculos, Boo busca transformar la realidad mediante el juego y la imaginación, implicando al público en esa realidad transformada, de modo que al entrar en ella los asistentes liberen su fantasía y sus risas. Uno de los objetivos de nuestro artista es conseguir que los espectadores se olviden de sí mismos y entren en un universo lúdico, donde pueda aflorar sin trabas la inocencia del niño que llevan dentro.

Sin duda alguna, muy pocos artistas de circo españoles gozan del currículo de Eric Boo y, sin embargo, sigue siendo un gran desconocido para la inmensa mayoría de profesionales de nuestro país. Llegará algún día en el que, por fin, las comisiones de premios circenses estarán integradas por verdaderos conocedores del sector…

Comentarios

Nadie ha comentado.

Añadir comentario

[para poder introducir comentarios es necesario registrarse]

Email:
Contraseña:
[recuperar contraseña]