Orkut facebook Youtube messenger Skype Mi estado
AGOSTO 2020
LMXJVSD
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31

anterior siguiente

Artículo

Articulos

No se han encontrado artículos para la fecha seleccionada

Artículos

RSS Feed RSS enviar Enviar Comentar Comentar Imprimir Imprimir enviar Estadisticas Valoración

Carmen Mota, la danza española en la pista del circo

Genís Matabosch



Carmen Mota mantiene, desde hace años, un lugar destacado en el mundo de la danza española. Su nombre se ha convertido en sinónimo de exuberancia y espectáculo. Ha dedicado toda su vida a la danza, y su pasión se refleja en cada uno de sus espectáculos, en los que hace vibrar al público con su particular sentido estético. Su arte se distingue en todo el mundo por sus innovadoras coreografías, de estilos muy diversos, que fusionan la danza española moderna y la tradicional.

Su carrera artística dio comienzo a los dieciséis años, junto con Pilar López. Poco después, aparecía como artista invitada de la Compañía de Mariemma. Con tan sólo diecisiete años, ya era primera solista en el cartel del gran artista Antonio. Dos años después, figuraba como primera bailarina y responsable de la coreografía del espectáculo dirigido por la mítica Carmen Amaya. Posteriormente, la inigualable Lola Flores le encargaba la coreografía de cuatro de sus espectáculos internacionales. En ese momento, formó pareja de baile con Joaquín Robles, y creó su propia compañía, que realizaba giras por Europa, EEUU y Canadá. Al mismo tiempo, intervenía en programas de renombradas cadenas televisivas internacionales, entre las que cabe destacar la BBC y la RAI , o su participación en el Show de Ed Sullivan.

“Carmen Mota Compañía de Danza”, tal y como hoy la conocemos, nació en 1977. Ese año, su creadora y directora abandonaba su carrera como bailarina solista para dedicarse plenamente a la coreografía  y a la dirección artística de su compañía. Trabajadora infatigable, siempre se implica personalmente en todos y cada uno de los procesos necesarios para la creación de sus espectáculos: selección de bailarines, coreografías, diseño de vestuario y de iluminación, dirección escénica y musical…

Un estilo propio
Permeable a la evolución de las artes escénicas, todos los espectáculos de nuestra artista transmiten modernidad, sin abandonar por ello las raíces de la danza española. Carmen Mota se impone a sí misma como principio dar nueva forma a las ideas de siempre, pues sabe que ése es el mejor modo de mantenerlas vivas. He aquí una de las principales claves de su éxito: fusionar la danza española con la danza moderna, arriesgando y aplicando las más novedosas propuestas del mundo del arte a sus espectáculos.

Nada puede definir mejor la línea estética de trabajo seguida por la compañía que las propias palabras de su creadora: “Durante más de 50 años me he dedicado profesionalmente a la danza y a la coreografía del arte flamenco. Con la creación de cada uno de mis espectáculos, me gusta compartir con el público una versión diferente de España y de mí misma. El flamenco es un arte que se puede fusionar con distintos tipos de música y de danza. Decidí romper con la tradición, con los clichés, y usar mi imaginación para crear espectáculos que respiren magia, modernidad y pasión por los cuatro costados. Así, no me limito a coreografiar a los bailarines, sino que me involucro al detalle tanto en la iluminación como en la puesta en escena y la creación del vestuario. Me tomo la libertad de utilizar técnicas más habituales en un espectáculo de Broadway o de Las Vegas, respetando al mismo tiempo las raíces que hacen de la Danza Española algo tan extraordinario. El pasado, el presente y el futuro entremezclado con diversas culturas dan lugar a espectáculos que son pura energía.”

Una extensa red de espectáculos
Desde sus inicios, la compañía ha mantenido una trayectoria ascendente, ampliando su número de integrantes y formando varios grupos simultáneos para responder a la demanda de sus espectáculos. En 35 años, son innumerables los lugares donde la compañía ha actuado. A partir de los ochenta, destaca la rápida expansión de la compañía sobre los escenarios de los mayores restaurantes-espectáculo españoles, que se convirtieron en su compañía residente: Sala Fortuna-Casino Torrequebrada (Málaga, 1979-2010), Benidorm-Palace (1979-1996), Gran Palace de Lloret de Mar (Girona, 1983-1989), Sala Andrómeda (Tenerife, 1984-1995), Scala-Las Palmas (Gran Canaria, 1986-1991), Scala Meliá-Castilla (Madrid, 1989-2002), Son Amar (Palma de Mallorca, 1990-2009) y Auditorio Pirámide de Arona (Tenerife, 1996-2010). Asimismo, también han actuado en salas similares en el extranjero, como el Casino de Estoril (Portugal, 1992-1993) y Le Cabaret-Casino Montecarlo (2007-2008).

Por otro lado, la compañía ha producido numerosos espectáculos en gira y ha participado en emisiones televivas, galas y eventos de muy diferente índole alrededor del mundo, siempre con el afán de exportar la danza española como arte de absoluta vigencia y frescor.

En la actualidad, Carmen Mota dirige las compañías estables de la Sala Fortuna-Casino Torrequebrada (Málaga) y del Auditorio Pirámide de Arona (Tenerife), así como una compañía itinerante que realiza, a lo largo de todo el año, las giras internacionales del espectáculo “Fuego”: creado en 2003 y coreografiado en colaboración con su hijo, Joaquín Marcelo. Este espectáculo flamenco ya ha visitado más de veinte países.

Tras más de tres décadas al frente de su compañía, actuando tanto en diversos escenarios de España como por todo el mundo, Carmen Mota es considerada hoy, a nivel internacional, como un firme referente de la danza genuinamente española.

Carmen Mota y el circo

En el año 2004, el prestigioso director suizo de circo Rolf Knie, espectador asiduo del restaurante-espectáculo Son Amar de Mallorca ―lugar donde él tiene su residencia de verano―, formuló a la compañía una propuesta que enseguida despertó el interés de Carmen Mota y su equipo: integrar un ballet español en un espectáculo de circo.

La compañía se embarcó en el proyecto sin saber exactamente cuál iba a ser el resultado. Como la pista de circo nunca había sido su entorno habitual de trabajo, era consciente de que la experiencia iba a suponer un aprendizaje interesante. Los artistas se estrenaron en esta nueva empresa con el espectáculo Vaganzia, en Salto Natale, el circo de Rof Knie (Zurich, 2004). El resultado de su primera aparición fue muy satisfactorio: la unión entre la danza española y el circo funcionaba estupendamente, ya que ambas disciplinas, al estar en contacto, se enriquecían mutuamente. En 2006, la compañía regresó a Zurich para trabajar nuevamente en el espectáculo Circomania. Su última colaboración con Rolf Knie tuvo lugar de octubre de 2008 hasta febrero de 2009, con el espectáculo Elegance, que por vez primera no sólo se presentó en Zurich, sino que también viajó a Vaduz, Berna y Lucerna.

Fuente: Programa de mano del espectaculo "Estrellas del Circo". Teatro Circo de Albacete, sept. 2010

Comentarios

Nadie ha comentado.

Añadir comentario

[para poder introducir comentarios es necesario registrarse]

Email:
Contraseña:
[recuperar contraseña]