Orkut facebook Youtube messenger Skype Mi estado
DICIEMBRE 2018
LMXJVSD
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31

anterior siguiente

Artículo

Articulos

No se han encontrado artículos para la fecha seleccionada

Noticias

Circolombia llega al Fringe (UK)

12-08-2018


 

Se apagan las luces y una voz femenina invita al público a disfrutar, a dar rienda suelta a las emociones cantando y bailando, a sentirse libres, en definitiva. Empieza así Circolombia, el espectáculo de artes físicas que, por segunda vez, llega al Fringe para revolucionar el concepto de circo.
Sin apenas tiempo para que el espectador se sitúe, las primeras acrobacias al ritmo de las voces en vivo de Lianna y Diana dan una idea de lo que promete.
Giros imposibles, piruetas y acrobacias aéreas con cuerdas, cintas y columpios amenizados al son de cumbia y hip hop conforman "Acélere", la función que celebra la diversidad y la riqueza cultural de Colombia, de donde proceden sus catorce miembros.
El espectáculo va de asumir riesgos, un lema que su directora y productora creativa, Felicity Simpson, recalcó en entrevista con Efe, y que sus protagonistas llevan hasta el extremo.
"Al público se le toca el alma, se le tocan todas sus emociones. Los latinos se sienten orgullosos de contar con artistas internacionales y a los que no saben nada de América Latina les da ganas de coger el primer avión e irse a Colombia", describió.
Simpson destacó que aquellos que acuden esperando ver un espectáculo de circo clásico se quedan "estupefactos", porque lo que Circolombia ofrece es de todo menos convencional.
Laura es la protagonista, junto a Cristian, de uno de los números de acrobacia más espectaculares, en que ambos se suspenden en el aire agarrados uno a otro y sujetos únicamente por una cuerda que en ocasiones amarra tan solo una de sus extremidades.
El público enloquece cuando ella lo eleva a él mediante una cinta que los dos sujetan con los dientes.
Otro momento celebrado es cuando Julia se sube al columpio de cuerda que la lleva hasta la parte más alta de la carpa y realiza varios ejercicios hasta quedar completamente suspendida en el aire.
Circolombia nació en 2006 de la mano de Simpson, que contó con el talento de los jóvenes formados en la escuela nacional de Colombia "Circo para todos", un centro que hace del aprendizaje de este arte una herramienta de inclusión social en las comunidades más vulnerables de Cali y Bogotá.
La responsable de la compañía recordó cómo en sus inicios la compañía actuó como un vehículo para insertar en el mercado laboral a las jóvenes promesas del circo actuando "en cruceros y grandes hoteles", aunque siempre "desde un punto de vista muy artístico".
"Por eso creamos nuestras propias producciones como Urban y esas producciones han llegado a un nivel que no esperábamos y que se ve en la reacción del público", explicó.
Tras haber actuado prácticamente en toda Europa (España, Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Ucrania...), Australia y países americanos como Estados Unidos, Argentina y Brasil, su lugar de nacimiento, Colombia, es uno de los sitios menos explorados.
"Tengo el deseo de hacer una gran gira por Colombia y los países latinos, porque merecen ver cómo su talento ha tenido éxito en el mundo entero", afirmó Simpson, optimista ante las políticas que pueda implementar el recién nombrado presidente, Iván Duque.
"Espero que nuestro nuevo Gobierno nos abra las puertas a las industrias creativas y todos los colombianos talentosos puedan volver a su país", declaró.
Uno de aquellos principiantes que empezó en Circolombia fue Cristian Triviño, quien, después de quince años sobre el escenario, es una figura destacada por su dominio de las técnicas aéreas.
En conversación con Efe, Triviño definió "Acélere" como "el deseo de tomar riesgos", ya que, sostuvo, "Circolombia ha arriesgado mucho para crear un espectáculo único en su temática, el circo concierto".
"Le da la oportunidad al espectador de vivir la energía y la música, vinculado con todas las técnicas circenses", señaló.
"También es la forma en que podemos expresarnos al mundo y llevar la alegría, la energía y el dinamismo a otros públicos en otros lugares del mundo", continuó.
Entre notas de cumbia y ritmos latinos, el elenco de Circolombia consigue llevar de la mano a un público entregado, que, durante sesenta minutos, experimenta la esencia del circo concierto.

Se apagan las luces y una voz femenina invita al público a disfrutar, a dar rienda suelta a las emociones cantando y bailando, a sentirse libres, en definitiva. Empieza así Circolombia, el espectáculo de artes físicas que, por segunda vez, llega al Fringe para revolucionar el concepto de circo.
Sin apenas tiempo para que el espectador se sitúe, las primeras acrobacias al ritmo de las voces en vivo de Lianna y Diana dan una idea de lo que promete.
Giros imposibles, piruetas y acrobacias aéreas con cuerdas, cintas y columpios amenizados al son de cumbia y hip hop conforman "Acélere", la función que celebra la diversidad y la riqueza cultural de Colombia, de donde proceden sus catorce miembros.

El espectáculo va de asumir riesgos, un lema que su directora y productora creativa, Felicity Simpson, recalcó en entrevista con Efe, y que sus protagonistas llevan hasta el extremo.
"Al público se le toca el alma, se le tocan todas sus emociones. Los latinos se sienten orgullosos de contar con artistas internacionales y a los que no saben nada de América Latina les da ganas de coger el primer avión e irse a Colombia", describió.
Simpson destacó que aquellos que acuden esperando ver un espectáculo de circo clásico se quedan "estupefactos", porque lo que Circolombia ofrece es de todo menos convencional.
Laura es la protagonista, junto a Cristian, de uno de los números de acrobacia más espectaculares, en que ambos se suspenden en el aire agarrados uno a otro y sujetos únicamente por una cuerda que en ocasiones amarra tan solo una de sus extremidades.
El público enloquece cuando ella lo eleva a él mediante una cinta que los dos sujetan con los dientes.
Otro momento celebrado es cuando Julia se sube al columpio de cuerda que la lleva hasta la parte más alta de la carpa y realiza varios ejercicios hasta quedar completamente suspendida en el aire.
Circolombia nació en 2006 de la mano de Simpson, que contó con el talento de los jóvenes formados en la escuela nacional de Colombia "Circo para todos", un centro que hace del aprendizaje de este arte una herramienta de inclusión social en las comunidades más vulnerables de Cali y Bogotá.

La responsable de la compañía recordó cómo en sus inicios la compañía actuó como un vehículo para insertar en el mercado laboral a las jóvenes promesas del circo actuando "en cruceros y grandes hoteles", aunque siempre "desde un punto de vista muy artístico".
"Por eso creamos nuestras propias producciones como Urban y esas producciones han llegado a un nivel que no esperábamos y que se ve en la reacción del público", explicó.
Tras haber actuado prácticamente en toda Europa (España, Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Ucrania...), Australia y países americanos como Estados Unidos, Argentina y Brasil, su lugar de nacimiento, Colombia, es uno de los sitios menos explorados.
"Tengo el deseo de hacer una gran gira por Colombia y los países latinos, porque merecen ver cómo su talento ha tenido éxito en el mundo entero", afirmó Simpson, optimista ante las políticas que pueda implementar el recién nombrado presidente, Iván Duque.
"Espero que nuestro nuevo Gobierno nos abra las puertas a las industrias creativas y todos los colombianos talentosos puedan volver a su país", declaró.
Uno de aquellos principiantes que empezó en Circolombia fue Cristian Triviño, quien, después de quince años sobre el escenario, es una figura destacada por su dominio de las técnicas aéreas.

En conversación con Efe, Triviño definió "Acélere" como "el deseo de tomar riesgos", ya que, sostuvo, "Circolombia ha arriesgado mucho para crear un espectáculo único en su temática, el circo concierto".
"Le da la oportunidad al espectador de vivir la energía y la música, vinculado con todas las técnicas circenses", señaló.
"También es la forma en que podemos expresarnos al mundo y llevar la alegría, la energía y el dinamismo a otros públicos en otros lugares del mundo", continuó.
Entre notas de cumbia y ritmos latinos, el elenco de Circolombia consigue llevar de la mano a un público entregado, que, durante sesenta minutos, experimenta la esencia del circo concierto.