Orkut facebook Youtube messenger Skype Mi estado
NOVIEMBRE 2018
LMXJVSD
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930

anterior siguiente

Artículo

Articulos

No se han encontrado artículos para la fecha seleccionada

Noticias

Con Nicol Nicols y Havi, los Papadopoulos regresan a Santander (ES)

12-08-2018


 

Una de las crudas y apasionantes historias que encierra el circo es el éxodo que, probablemente tras la segunda guerra mundial, realizaron dianstías procedentes de las tierras de lo que fue la antigua Yugoslavia y Rumanía. Los Jeankovich, Trankovich, Ylich, Elich, Micaelovich… terminaron en Sudamérica, Portugal y España. En nuestro país durante la guerra civil tuvieron que cambiar sus apellidos por Cristo, Sacristán… para evitar represalias. Una de  ellas es la que hoy conocemos por Papadopoulos o Tonitos.
Parte de los Papadopoulos formaron parte de las compañías del Circo Atlas de los hermanos Tonetti que cada verano visitaron Santander desde 1978 a 1982. Realizaban números de volantes, barras, alambre, cuerda vertical, cama elástica… Posteriormente los vimos en la capital de Cantabria en los elencos del Circo Ruso de Ángel Cristo y del Circo Mundial. En 1997, Ángel Papadopoulos acompañado de su esposa Esperanza y sus tres hijos –Yves, Lidia y Nicol- realizaban los icarios con el nombre de Nicols en el Circo Mundial, presente en la feria santanderina. Un año después, el pequeño de ellos, Nicol, debutó en el alambre bajo con 16 años de edad; su maestro fue su padre, quien trabajó también en el alambre, las barras y los trapecios. Y en la actualidad tenemos a Nicol trabajando sobre el  alambre en el Circo Quimera. Lo hace acompañado de la violinista y bailarina profesional Havi. La atracción está triunfando por su presentación y los limpios saltos mortales adelante y atrás que realiza Nicol. Con ellos y su arte, el de los Papadopoulos, el público de Santander disfruta y se emociona cada tarde.

Una de las crudas y apasionantes historias que encierra el circo es el éxodo que, probablemente tras la segunda guerra mundial, realizaron dianstías procedentes de las tierras de lo que fue la antigua Yugoslavia y Rumanía. Los Jeankovich, Trankovich, Ylich, Elich, Micaelovich… terminaron en Sudamérica, Portugal y España. En nuestro país durante la guerra civil tuvieron que cambiar sus apellidos por Cristo, Sacristán… para evitar represalias. Una de  ellas es la que hoy conocemos por Papadopoulos o Tonitos.

Parte de los Papadopoulos formaron parte de las compañías del Circo Atlas de los hermanos Tonetti que cada verano visitaron Santander desde 1978 a 1982. Realizaban números de volantes, barras, alambre, cuerda vertical, cama elástica… Posteriormente los vimos en la capital de Cantabria en los elencos del Circo Ruso de Ángel Cristo y del Circo Mundial. En 1997, Ángel Papadopoulos acompañado de su esposa Esperanza y sus tres hijos –Yves, Lidia y Nicol- realizaban los icarios con el nombre de Nicols en el Circo Mundial, presente en la feria santanderina. Un año después, el pequeño de ellos, Nicol, debutó en el alambre bajo con 16 años de edad; su maestro fue su padre, quien trabajó también en el alambre, las barras y los trapecios. Y en la actualidad tenemos a Nicol trabajando sobre el  alambre en el Circo Quimera. Lo hace acompañado de la violinista y bailarina profesional Havi. La atracción está triunfando por su presentación y los limpios saltos mortales adelante y atrás que realiza Nicol. Con ellos y su arte, el de los Papadopoulos, el público de Santander disfruta y se emociona cada tarde.

 

Fuente: Francisco María Martín Medrano